fbpx

El asesinato de la psicóloga Anna Permanyer

Por Belén Llano

Grafoanalista. Psicóloga. Alumna de la primera promoción del Master en Pericia Caligráfica y Documentoscopia, UDIMA- Behavior & Law.

 

LOS HECHOS

Anna Permanyer de 53 años de edad, casada, con cuatro hijos, de profesión psicóloga, desapareció en Barcelona la tarde del 27 de septiembre de 2004. Su marido e hijos descartaron desde un principio una fuga voluntaria, ya que era una mujer muy unida a su familia e integrada en la comunidad.

El 10 de octubre encontraron su cadáver en un paraje boscoso de Sitges. Le habían golpeado, atado y envuelto en una sábana. La repulsa por el asesinato y la solidaridad hacia la familia de la víctima hicieron eco en la ciudad.

El día de su desaparición Permanyer había concertado una cita con Carmen Badía, de 46 años, la inquilina del piso de la planta 18 de la Torre Atalaya, en la Avenida Diagonal, propiedad de la víctima. El portero de la finca recordó haberla visto entrar y dirigirse hacia el ascensor, pero no la vio salir del inmueble.

Pocos días después de la aparición del cuerpo de Anna, Carmen Badía acudió a la Jefatura de Policía para enseñar un contrato de arras en el que se pactaba la compra-venta del piso propiedad de Permanyer, con trastero y aparcamiento, por valor de 6000.000 euros, y la entrega adelantada de 420.000 euros. El incumplimiento de un contrato de arras obliga al propietario a devolver el doble de la señal recibida.

En ese tiempo, el 15 de octubre de 2004, volvía a tomar protagonismo el Edificio Atalaya al producirse un incendio en una vivienda de la planta 11. Curiosamente ese inmueble había sido alquilado por Carmen Badía con anterioridad a su mudanza al piso de la planta 18.

Mientras tanto, varias personas recibieron diversos anónimos que trataban de desviar la investigación hacia otras direcciones. El enviado al marido de la fallecida, José Manuel García, sugería que se investigase “a chaperos y drogadictos que por 50 euros son capaces de todo”. El encargado de mantenimiento del edificio Atalaya recibió uno que decía: “José. Tíralo todo. Quema el trastero. Hay 6.000 euros más. Todo bien”. Otro dirigido a una tercera persona señalaba: “Dile a José Manuel que quiero 60.000 euros más o diré quién pagó para matar a Anna Permanyer”.

 

EL MÓVIL y LAS PRUEBAS

El contrato de arras despertaba diversas incógnitas. Estaba fechado el 10 de septiembre, negando Badía haberse citado con Permanyer el mismo día de su desaparición. Sin embargo, la familia de la psicóloga aseguraba que ese día Anna tenía una cita con su inquilina para enseñarle el aparcamiento. Por otro lado, ella nunca se había planteado la venta del inmueble. Además, resultaba chocante la elevada cantidad que se especificaba en concepto de arras cuando lo habitual es adelantar no más de un 15% del total. Por último, en las cuentas bancarias de Badía y Permanyer no se apreciaba ningún movimiento de dinero relativo a estas cantidades. La hipótesis del móvil económico empezó a cobrar fuerza.

El análisis caligráfico y grafológico del contrato y los anónimos fueron decisivos.

La primera pericial caligráfica-grafológica tenía por objeto determinar si Anna Permanyer había firmado el contrato y de ser así en qué estado anímico. Los Facultativos del Cuerpo Nacional de Policía y demás peritos calígrafos confirmaron que las firmas eran de la psicóloga, si bien presentaban alteraciones gráficas en contraste con las suyas habituales, que eran completas y cuidadas, compuestas de nombre y apellido legibles.

Según los informes periciales, los cambios grafonómicos observados en las firmas del contrato de arras afectaban a variables como el orden, continuidad, presión y velocidad, denotando un estado de alteración emocional fuera de lo común. Se trataba de una escritura atormentada, propia de alguien con alta carga de angustia. Algunas firmas eran muy simplificadas y otras incorporaban elementos extraños a las mismas, con trazos bruscos que sugerían la intervención de otra mano para obligarla a escribir. Todo hacía pensar que eran firmas obtenidas a la fuerza, contra la voluntad de Anna Permanyer, realizadas bajo coacción o presión sobre la víctima.

 

En la segunda pericial caligráfica se cotejaron los anónimos con la grafía de la acusada, Carmen Badía y se encontraron más de cuarenta coincidencias gráficas. La presencia en los anónimos, a pesar de estar disfrazada la letra, de los gestos-tipo o movimientos intrínsecos y personales de la acusada, confirmaba su autoría.

Durante la investigación hallaron, además, en la casa de Carmen Badía, cables, plásticos y sábanas de iguales características a los empleados para amortajar el cuerpo de la víctima.

Joan Sesplugues de 79 años, contrabandista, subastero y jugador, amigo de Carmen, también fue detenido. Le incriminaba un pelo encontrado en al cadáver de Anna Permanyer y la palanca de hierro o pata de cabra encontrada por la policía en su coche, que coincidía con el objeto contundente con que fue golpeada la víctima.

Respecto al piso incendiado, los expertos determinaron que el fuego había sido provocado. Se descubrió que Badía conservaba las llaves de esa vivienda y que allí se había dado muerte a Permanyer. Los autores no querían dejar pruebas.

 

ANTECEDENTES DE LOS INCULPADOS

Carmen Badía contaba con antecedentes que guardaban importantes paralelismos con este caso. En 1997 se vio implicada en la muerte violenta de su marido, José Campi Jordana, tiroteado por dos hombres encapuchados en un camping de su propiedad en el pirineo catalán. Aunque se llevaron el dinero de la caja, la policía nunca creyó que se tratara de un simple robo, sino de un encargo a sicarios por parte de la esposa. Badía provocó también un incendio en un piso de Lleida para cobrar un seguro. Igualmente la familia de su difunto marido recibió diversas cartas anónimas. La viuda pasó once meses en prisión preventiva, pero fue absuelta por falta de pruebas. Heredó una importante suma de dinero. Sesplugues también participó en este turbio asunto. Los cuatro implicados salieron impunes del acto criminal.

 

LA SENTENCIA

El juicio se celebró cuatro años después del asesinato de Permanyer. El Jurado declaró, por unanimidad, culpables a los acusados Carmen Badía y Joan Sesplugues de haber obligado a Anna Permanyer con violencia e intimidación y afán de enriquecimiento, a firmar un contrato de arras por la vivienda propiedad de la psicóloga, sita en la Avenida Diagonal, en el edificio Atalaya, para obtener un beneficio patrimonial inmediato.

A los procesados se les consideró responsables de los golpes en la cabeza que recibió la psicóloga, y de, tras conseguir su firma por la fuerza y aturdirla con los golpes, asfixiarla con unas bolsas de plástico que le provocaron la muerte, para seguidamente envolver el cuerpo y abandonarlo en Sitges.

En 2008, la Audiencia Provincial de Barcelona condenó a 24 años de cárcel a Carmen Badía y a Joan Sesplugues por el asesinato con agravante de extorsión de Anna Permanyer. En 2010 el Tribunal Supremo ratificó la sentencia. En 2012 Joan Sesplugues murió mientras cumplía condena. Carmen Badía sigue entre rejas. La justicia por fin pudo frenar la innoble ambición de dos mentes criminales.

https://peritocaligrafo-documentoscopia.com/

UDIMA – Fundación Universitaria Behavior & Law

____________________________________________________________________________________________

FUENTES

http://www.rtve.es/alacarta/videos/ciencia-forense/ciencia-forense-caso-permanyer/3416120
http://www.interviu.es/reportajes/articulos/un-crimen-casi-perfect
http://www.abc.es/hemeroteca/historico-20-02-2008/abc/Catalunya/la-principal-acusada-del-asesinato-de-anna-permanyer-se-declara-inocente_1641658860156.html
http://docplayer.es/5561758-Cronica-criminalistica-del-asesinato-de-la-psicologa-anna-permanyer.html
http://leticiaperinat.com/wp-content/uploads/2016/10/Evidencias-manuscritas-en-cuatro-causas-criminales.pdf
https://analisisgrafologico.wordpress.com/2010/11/23/la-grafologia-fue-decisiva-en-casos-como-el-asesinato-de-anna-permanyer/
http://es.calameo.com/books/00067866255bae982f331
http://estaticos.elmundo.es/documentos/2008/04/07/sentencia_permanyer.pdf
www.lavanguardia.com/…/condenan-a-24-anos-a-carmen-badia-y-joan-sesplugues-po…
http://extraconfidencial.com/noticias/se-cumplen-17-anos-del-asesinato-del-hostelero-josep-campi-en-el-camping-que-regentaba-en-lleida/
____________________________________________________________________________________________

1 comentario en «El asesinato de la psicóloga Anna Permanyer»

Deja un comentario

Master en Pericia Caligráfica y Documentoscopia