Osmar Donizete: contratos, goles y falsificación

mayo 02, 2017 - by Leticia Perinat - in Falsificación firmas

No Comments

Por Consuelo Sánchez Vázquez,

Psicóloga. Grafoanalista. Alumna de la primera promoción del Master en Pericia Caligráfica y Documentoscopia, UDIMA- Behavior & Law.

 

En México, los contratos legales entre un jugador y una entidad futbolística contienen cláusulas que especifican, entre otras, la duración, los derechos de un porcentaje de prima de transferencia y la prohibición de cualquier sanción económica por cualquier concepto. Estipulaciones que generalmente desconocen los jugadores. No hace mucho, los acuerdos podían ser de palabra o se negociaban directamente con el jugador, sin que estuviera asesorado por un abogado. La relación laboral que ahora se establece entre las partes, el futbolista y el club deportivo, es a través de un agente o intermediario. El futbolista delega el poder de negociación a su representante. La falta de información y asesoramiento alejan al jugador de disfrutar sus derechos y asumir las obligaciones. Así, la ausencia de interés del jugador sobre sus condiciones laborales y la opacidad contractual de los equipos puede derivar en diversos problemas y conflictos.

 

A este respecto, el caso Osmar Donizete, en el que el mismo presidente de la Federación Mexicana de Futbol estuvo involucrado, despertó en su día una gran polémica.

 

El futbolista brasileño Donizete, apodado la Pantera Negra por sus gestos cuando celebraba los goles, aparece en el escenario del futbol mexicano en 1990, cuando jugó como delantero derecho en Tecos Futbol Club durante cinco temporadas. Descrito como un tipo rápido, hábil, fuerte y vivo, fue clave en el primer y único título de liga para el equipo, donde anota el gol decisivo para la copa. Por su influencia, obtuvo entonces el Balón de Oro.

 

En 1995 regresa al equipo brasileño de Botofogo, que ganó la serie A de ese año, y después prueba suerte fuera de su país, en Japón y Portugal. Entre 1997 y 2000 juega para el club carioca Vasco da Gama, que gana la Copa de Libertadores de 1998 al derrotar al Barcelona. Como campeón disputa la Copa Intercontinental ese mismo año con el Real Madrid, pero pierde. Por entonces, los grandes Romario y Edmundo empiezan a hacer sombra a la Pantera.

 

Acercándose el año 2000, cuando aún le faltan meses para terminar su contrato con el equipo de Rio de Janeiro, dos clubs mexicanos, Tigres y Celaya, muestran su interés por Donizete. Todo indicaba que pasaba al Club Celaya, sin embargo, el 14 de enero (último día de registro de fichajes para el campeonato de liga) se da a conocer que Tigres ganó la puja por el brasileño y lo registra como suyo en una compra definitiva por tres millones de dólares, destinados al jugador y al pago de la transferencia.

 

De inmediato, Enrique Fernández, presidente del Club Celaya, transmite al periódico la Jornada sus sospechas de contratación engañosa. Se preguntaba “cómo es posible que ya lo registraran si todavía estamos negociando”. Admitía, además, tener firmado con él un precontrato para el torneo Verano 2000.

 

Ante su denuncia, la Federación Mexicana de Fútbol (FMF) se vio forzada a nombrar una comisión para revisar este fichaje, que estuvo formada por los presidentes del Deportivo Toluca, los Pumas y el Atlas Club

 

Mientras tanto, Enrique Borja, presidente de la FMF y a la vez directivo de los Tigres, afirmaba que no había nada raro en el caso de Donizete, instando al entrenador Vucetich a ponerlo a jugar, lo cual levantó un revuelo de sospechas entre los periodistas sobre la posible existencia de algún ilícito ocultado por el máximo dirigente.

 

Por aquellas fechas el delantero brasileño se defendía: “Lo bonito es el futbol, yo vine a México a jugar futbol, yo no vine aquí para perjudicar a nadie ni perjudicarme a mí mismo, estoy haciendo mi trabajo (…) yo nada más soy un jugador”. “Las acusaciones en mi contra del presidente Celaya ponen en duda mi honestidad, Nuca me he visto involucrado en problemas extradeportivos o de dirigentes. Solo quiero jugar futbol y estar en una cancha… que los directivos resuelvan sus problemas”.

El 23 de febrero de 2000, la comisión encargada de la investigación da a conocer sus conclusiones. El autógrafo plasmado en el contrato que Tigres depositó ante la FMF para garantizar el registro del futbolista había sido calificado por los peritos en grafoscopía como una falsificación. La firma falsificada coincidía en su formato con la de un contrato firmado con Tecos en 1994 (en poder de la FMF), pero no con la firma actual del futbolista. Esto daba a entender que el imitador, al copiarla, tomó como modelo esa firma antigua, desconociendo que la rúbrica de Donizete había sufrido una evolución. La firma era por tanto falsa y por ende el documento, apócrifo.

 

Para entonces la Pantera había jugado ya dos partidos que fueron victorias para Tigres, el primero contra Atlante (3-1) y el segundo contra Toluca (2-1).

 

El 26 de febrero se asomaba el encuentro contra Monterrey. Se trataba del Clásico Regiomontano, el partido entre los dos equipos del área metropolitana de Monterrey, eternos rivales que desde 1960 compiten cada año por ser “el rey de la ciudad”. De hecho, es uno de los partidos más apasionantes de la liga mexicana.

 

Pues bien, el Clásico 61 finalizó con un marcador de seis a tres, a favor de Tigres, con gol de la Pantera incluido. Era la mayor humillación de los Rayados de Monterrey en la historia de los duelos norteños. El entonces presidente del club, Gilberto Lozano, se negó admitir tal deshonra. Aprovechando que Osmar Donizete había sido registrado ilícitamente con una firma falsa y que a pesar de ello había formado parte de la alineación felina, solicitó a los presidentes de todos los equipos del futbol mexicano invalidar los juegos que Tigres había ganado teniendo a la Pantera en la cancha. La propuesta fue aceptada, por lo que los tres partidos se volvieron a jugar. Tigres ganó 1-0 al Altlante, perdió 2-1 contra Toluca y empató 0-0 contra Monterrey.

La comisión impuso también a Tigres una multa como sanción, pero reconoció el registro de Donizete para el resto del torneo.

 

Si bien se destapó que la firma atribuida a Donizete era falsa, no pudo saberse el nombre de los responsables. Bochornosamente se echaron las culpas a una secretaria del Club Tigres. De todas formas, la trama del contrato le costó el puesto a Enrique Borja, que encabezaba la FMF y Tigres. Enrique Fernández quedó satisfecho al dar a entender que con el Celaya no se juega. Y Gilberto Lozano, al frente del Club Monterrey, valiéndose de estas irregularidades consiguió borrar del marcador del Clásico Regio la afrenta de la goleada sufrida.

 

En los últimos años de su carrera, Osmar Pantera Donizete pasó por el equipo brasileño Palmeiras, regresó a Tecos y también a Vasco da Gama, y finalmente se retiró en 2006. Ahora ​​se halla al frente de la Fundación Pantera Negra creada para promover a jóvenes talentos del futbol.

 

Desafortunadamente, la falsificación de la firma de Donizete fue el comienzo de una serie de escándalos que han manchado la imagen de la directiva del futbol mexicano. Espionaje, incumplimientos laborales, falsificación de documentos y dobles contratos con jugadores integran el cúmulo de irregularidades.

 

Sin ir más lejos, en 2003, la Federación Mexicana de Futbol registró a siete jugadores extranjeros que portaban cartas de naturalización falsas, quedando comprometidos los nombres de algunos promotores mexicanos. Más recientemente las autoridades futbolísticas informaban que tienen más jugadores nacionalizados que los que admite la Secretaría de Relaciones Exteriores, lo cual puede implicar falsificación de documentos, mentiras y favoritismos.

 

En 2014, el Club Tigres era de nuevo acusado de falsificación de firma. El futbolista Alan Pulido impugnaba una extensión de contrato que le retenía hasta el año 2016, alegando que su firma había sido falsificada. En 2015 el TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo) falló a favor de Tigres y en contra de Pulido.

 

Máster en Pericia Caligráfica y Documentoscopia (online), UDIMA – Fundación Behavior & Law

 

___________________________________________________________________________________

FUENTES

http://www.futbolsapiens.com/lacostranostra/la-firma-de-donizete-falsificada-por-tigres-y-sus-consecuencias/

http://m.espn.com/deportes/nota?storyId=231577&src=desktop

http://www.mediotiempo.com/futbol/mexico/noticias/2015/04/14/la-mayor-humillacion-rayada-borrada

http://www.proceso.com.mx/190295/el-caos-no-1403/amp

http://mural-guadalajara.vlex.com.mx/vid/firma-escandalo-79196929

http://www.jornada.unam.mx/2000/02/23/dep1.html

http://archivo.eluniversal.com.mx/deportes/6685.html

http://referee.mx/futbol/futbol-mx/vergona-las-9-tranzas-averguenzan-al-futbol-mexicano-fichitas/

https://gloriaspasadas.wordpress.com/2010/06/28/%C2%BFque-fue-de-osmar-donizete/

http://eleconomista.com.mx/deportes/2014/02/11/futbolistas-mexico-no-saben-ni-lo-que-firman

http://www.goal.com/es/news/21/fichajes/2012/01/31/2875744/especial-c%C3%B3mo-funciona-el-mercado-de-fichajes-y-sus

_____________________________________________________________________________________

Share this article

Leticia Perinat

Leticia Perinat

Directora Técnica del Máster en Pericia Caligráfica y Documentoscopia, UDIMA-Behavior & Law

3 comments

  • Ignacio Pérez Piñero

    14 agosto, 2017 at 9:31 pm

    Genial artículo que muestra el valor de una pericia y como contrapartida la facilidad para establecer criterios y juicios de valor populares que condenan o exoneran a golpe de red social. Gran trabajo y muchas gracias Ana, gracias Leticia.

    Reply
  • Ignacio Pérez Piñero

    7 noviembre, 2017 at 3:50 pm

    Gran artículo.
    Felicidades Jorge, felicidades Leticia:

    Gran artículo en el que nuevamente se muestra la valía de un estudio pericial como instrumento para aplicación de la ley, y tal vez de la justicia. Aunque el caso es desgarrador, se presenta el artículo sin “amarillismo” ni vano sensacionalismo. Lo valoro como muy respetuoso, coherente y justifica una vez más, este valioso blog en el que se muestra la validez y mérito de los alumnos del Master en Pericia Caligráfica y Documentoscopia y su dirección técnica.

    Enhorabuena y gracias

    Reply
    • Leticia Perinat

      12 diciembre, 2017 at 6:37 pm

      Gracias Nacho, un cariñoso saludo

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

×

Make an appointment and we’ll contact you.